viernes, 24 de julio de 2020

«Toda herida mal curada no desaparece, tan solo se aletarga con la promesa de resurgimiento. Porque siempre regresa.»

En octubre de este año tan anómalo hará dos años de la publicación de la tercera parte de la saga 13 Milímetros, de Angela. Desde entonces, mis esfuerzos literarios se volcaron en la escritura de la segunda entrega de El presagio de Horus y la publicación de la tercera edición de este. Por eso, Kreamer no ha podido llegar hasta ahora, tras una corrección que se inició en diciembre de 2019, cuando todavía no sabíamos la sorpresa mundial que nos deparaba este 2020.

Así pues, Kreamer se ha convertido en hijo de la pandemia, preparado en su mayor parte durante el confinamiento.

El hecho de que haya tardado varias semanas más de las que tenía calculadas ha sido, sobre todo, por culpa de la portada. En esta ocasión, me ha costado encontrar una idea que se ajustara a lo que el libro contiene, a lo que quería transmitir. Creo que la espera ha merecido la pena, que el exterior refleja de forma tanto directa como metafórica los nuevos desafíos con los que Annibal Scorpio se encuentra en esta cuarta parte.

Porque, conforme nos acercamos al final, la tensión y los peligros crecen, la neurosis y la paranoia también, así como la sensación de hallarse acorralado entre varios frentes.





Admito que es muy poca la antelación con la que, esta vez, informo de la fecha de lanzamiento: 25 de julio de 2020. Las razones son varias: además de que siempre ando con cincuenta cosas a la vez, porque tuve que pedir dos veces el libro de prueba, puesto que en la primera ocasión el brillo de la imagen de la portada dejaba mucho que desear. Una vez solventado, me dije «¿por qué atrasarlo más?» y lo programamos prácticamente de un día para otro.

Compartirá precio con el resto de libros de la saga: 12,90 € en papel y 2,99 € en digital. La forma de conseguirlo, en cualquier caso, es a través de Amazon. Y, por supuesto, se puede leer GRATIS con Kindle Unlimited.





No podía faltar mi gran agradecimiento a mis lectoras y lectores beta. Su acceso prematuro al libro, como siempre, me ha permitido pulir el texto y aumentar su calidad, así como acceder a unas opiniones que me siguen haciendo crecer. Se trata de colaboraciones que siempre, sin duda, enriquecen el proyecto.

Son muchas las opiniones positivas que me siguen llegando acerca de 13 Milímetros, su historia y sus personajes. Agradezco infinitamente todas y cada una de ellas. Cuando me transmitís esas ganas de más, ese «enfado» por cosas que suceden o por tener que esperar a la siguiente entrega, ese entusiasmo por las vicisitudes que atraviesan los personajes... en definitiva, ese amor por esta historia... ¿qué puedo decir? Resulta, para mí, un regalo gigantesco.

A estas alturas, el próximo libro de esta saga ya será el último. Todavía me queda ese pequeño remanso que procuraré disfrutar lo máximo posible, sabiendo que no habrá más. Es difícil despedirse de una trama así, de una historia que me acompaña durante tantísimos años y que lleva consigo tanta parte de mí (de manera manifiesta y encubierta). Pero, bueno, es pronto para pensar en ello.

Recordaros que, si aún no los conocéis, Scorpio, O'Quinn y Angela os esperan si queréis acceder al recién llegado Kreamer. ¡No os arrepentiréis!

Y, sí, ya prepararé algo para conmemorar este nuevo nacimiento 😈

¡Nos vemos entre las páginas!

miércoles, 22 de julio de 2020

13 Milímetros (Parte 4) - Kreamer


Hay verdades que hieren más que las balas. Verdades enterradas durante años, rescatadas de los más siniestros rincones, dispuestas a hacer temblar toda una vida. ¿Qué haces si descubres que aquello que ha alimentado tu odio se reduce a una mera ilusión? ¿Será suficiente para cambiar lealtades?
La vida de Annibal Scorpio, lejos de la seguridad relativa que la envolvía meses atrás, comienza a sucumbir al caos. Los fantasmas del pasado se ciernen sobre él, sobre la organización criminal que lidera, hasta límites insoportables. Tanto es así que el ámbito personal del narcotraficante también se ve comprometido. 
La paranoia juega a favor de aquellos que ansían verlo detenido. O muerto. 
La traición crece, los enemigos cobran más poder que nunca. Sin embargo, a Scorpio todavía le quedan cartas con las que jugar, alianzas que formar. Y Angela regresa a su vida, convirtiéndose en un factor que podría cambiarlo todo.
«Toda herida mal curada no desaparece, tan solo se aletarga con la promesa de resurgimiento. Porque siempre regresa.»

viernes, 3 de julio de 2020

Tag de las Series

¡Hola de nuevo!

Tras no haber publicado nada en junio (🙄), vengo hoy con un Tag sobre series. Efectivamente, no se puede denominar «Booktag» porque no habla de libros, y eso lo hace un poco diferente de los anteriores. Es por esta misma razón que se aleja de la temática general de esta web (libros, tanto propios como ajenos, y otros temas que suelen relacionarse con la literatura). Pero, tal y como yo lo veo, las series —sea cual sea su género y plataforma de emisión, y al igual que las películas— son otro potente combustible para la imaginación. Y uno de mis hobbies favoritos.

Antes de proseguir, comentar que actualmente me encuentro en un parón escritor. No se debe a falta de inspiración o ideas, sino a que necesito ventilar la mente para retomarlo con más fuerza cuando vuelva a sentarme frente a la hoja en blanco. Eso sí, el proceso de edición del cuarto libro de 13 Milímetros continúa avanzando, lento pero seguro. No hay fecha aún, pero saldrá a la luz durante las próximas semanas y yo no podría estar más ilusionada. Pronto, novedades 🤭

En fin, continúo. Encontrado en el blog de El Rincón de Larelop, me ha apetecido mucho hacer esto.

3, 2, 1... ¡Acción!

Tag de las Series

martes, 26 de mayo de 2020

El presagio de Horus: la aventura continúa

Y, cuando nos queremos dar cuenta, mayo también ha volado entre semanas dedicadas a continuar con la lucha contra el virus que todavía rehúsa marcharse. Si bien es verdad que, al menos en España, la situación ha mejorado bastante, todavía queda mucho trabajo por hacer. Queda mucha conciencia por mantener, mucha empatía que cultivar y mucho que aprender como sociedad. Extrapolable al resto del planeta azotado, por supuesto. Nos resistimos a mejorar como personas.

Pero no he venido hoy a hablar sobre cierta falta de humanidad de los seres humanos (al menos, de ciertos sectores), aunque bien es verdad que esto se relaciona mucho con los mensajes que trato de dejar en el mundo de Calypso. Vengo, precisamente, a dejar unas cuantas pinceladas sobre el avance de este último.

Con la cuarta entrega de 13 Milímetros a punto de finalizar la fase de lectura beta, y tras publicar el pasado mes de diciembre la tercera edición de El presagio de Horus junto con su segunda parte, El presagio de Horus: Legado, ya he comenzado con la creación de la última entrega de la trilogía.

El presagio de Horus: Legado

Tenía unas cuantas dudas con respecto a la trama, pues lo sucedido en Legado supone un antes y un después muy grande para ciertos personajes, así como para el Destino que, latente, aguarda. Sin embargo, hace unos días sucedió algo mágico... 

Siempre he creído que las historias viven, están ahí, y las escritoras y escritores solo debemos rescatarlas y hacerlas visibles. Cuando la trama se presentó ante mí, supe que así debía encaminarse. No existía objeción posible. La historia habló, los personajes reclamaron lo que era suyo.

No sé cuánto tiempo tardaré en finalizar esta tercera parte, tan importante por todo lo que este mundo distópico significa para mí. De lo que estoy segura es que, a pesar de la pena que me va a dar, voy a disfrutar cerrando el ciclo que inició una vez Calypso, cuando apareció para recordarme que los sueños existen para seguirlos, que no se ha de abandonar la lucha por lo que queremos.

Nos vemos entre las páginas

lunes, 4 de mayo de 2020

Calypso y sus Delirios Utópicos

Mayo nos abrió sus puertas hace pocos días. Un mes donde las temperaturas ascienden y las buenas noticias también, espero.

En cualquier caso, siempre es un motivo de sonrisas leer la reseña de una persona a la que tu libro le ha gustado. Si le ha encantado, ya ni hablamos. Y si la reseña la transmite a través de un vídeo, exudando emoción e intensidad con cada palabra, empleando una linda modulación de voz y realizando un análisis de la novela que la deja a una boquiabierta, pues... ¡boom! Festival de hormonas de la felicidad.

La escritora Ana Calatayud L. (Utopía) es la autora del vídeo que traigo a continuación, que guarda todas y cada una de las características que mencionaba. El libro afortunado es El presagio de Horus: Legado 

No suelo traer las vídeo-reseñas al blog de forma directa, sino que las añado como enlace en publicaciones que recogen apariciones en distintos puntos de la red. Entonces, ¿por qué en esta ocasión sí? Porque me apetece compartir con vosotros algo bonito. Y no me refiero solo a la reseña en sí, sino a la sonrisa que Ana le regala siempre a la vida.

3... 2... 1... ¡Acción!


Pero mi querida autora de los emotivos poemarios Verso a verso fui creciendo y Lo que la marea me devolvió no solo se conformó con esta detallada reseña, sino que ha ido más allá... Nos lee, con esa preciosa forma que tiene de contar las cosas, las primeras páginas de la primera parte de esta aventura distópica: El presagio de Horus. Decir que me ha encantado es poco.



Y, para terminar de enamorarme, Ana también nos narró las primeras páginas del libro del que hablaba en el comienzo de esta publicación. De nuevo, su preciosa voz; de nuevo, el alma plasmada en cada sonido que abandona sus labios, que chisporrotea en sus ojos. De nuevo, ella.


Soy muy afortunada por que esta personita haya elegido los dos primeros libros de la trilogía de El presagio de Horus para compartir con nosotros en su canal. Más afortunada todavía cuando recibo toda esa ilusión y amor con los que los ha tratado, toda esa emoción que ha sentido con su lectura y que nos transmite al hablar. Pero, sobre todo, afortunada por todo lo demás.

Muchas gracias, Ana, por aportar tan valioso contenido a la vida de Calypso y su gente. Gente que, como ahora en nuestro mundo, lucha por vencer a lo desconocido. Gente que ama la vida en todas su manifestaciones. Como nosotras.

No dejéis de visitarla, de verla, de escucharla, de buscarla en sus libros. No dejéis de leerla, porque plasma su alma en sus escritos. Y, creedme, tiene un alma muy bella.

Nos vemos entre las páginas

jueves, 30 de abril de 2020

Microrrelato #7

 
Tintó su piel de deseo,
bañó sus ojos en delirio,
rompió las cadenas de lo prohibido.
Y sus labios, ávidos de versos, se alearon en poesía perfecta.

sábado, 25 de abril de 2020

Día del Libro 2020

Para hablar de mi experiencia con el Día del Libro de este año, deberíamos remontarnos a anteayer, 23 de abril. Sé que vengo dos días tarde... En cuarentena, esta afirmación puede sonar un tanto extraña: en teoría, tenemos más tiempo, ¿verdad? Efectivamente, y empleo ese tiempo en la práctica para trabajar en cosillas pendientes. Una de ellas, terminar de corregir la cuarta parte de la saga 13 Milímetros.

13 Milímetros

Como sabéis, de la que será una pentalogía de novela negra, actualmente se encuentran publicados los tres primeros tomos: Scorpio, O'Quinn y Angela. La cuarta parte, preparada para que los lectores beta puedan hincarle ya el diente, lleva en esta fase desde diciembre del año pasado. Y, precisamente, fue en el Día del Libro cuando terminé con la corrección. Resultó extraño ponerle el punto y final sabiendo que la siguiente será la última entrega de esta saga...

Pero regresemos al 23 de abril...

También conocido como Sant Jordi, es habitual su celebración regalando libros y rosas a las parejas y personas queridas. En este año tan atípico, el Día del Libro se ha festejado como se ha podido mediante diferentes iniciativas por las redes, donde autoras y autores, lectoras y lectores hemos contribuido con nuestro granito de arena para mantener viva la llama de las letras.

El presagio de Horus: Legado (Sant Jordi)
Así pues, y siguiendo con la tradición literaria para el señalado día, esta fotografía llegó hasta mí. La tomó una persona bonita cuyas palabras en cierto momento mágico no olvidaré nunca. 

La belleza de la naturaleza junto a la fuerza de la protagonista a la que acompaña, superviviente en una historia distópica a la que mi mente regresa una y otra vez estos días.

Días de encierro.
Días de incertidumbre.
Días de lucha.
Días de solidaridad.
Días de fortaleza.
Días de vida.

Quizá sea una parada, esa que tanto necesitamos, para recordar lo verdaderamente importante. En nuestra ausencia, la naturaleza se limpia, pero nosotros también. Una cura de humildad para una especie que cree que todo le pertenece por derecho. Lo único que, por derecho, es nuestro es la propia vida. Propongámonos fijarnos más en los colores, en los aromas, en las sonrisas, en las nubes, en nuestras familias, nuestros amigos... En todo lo que antes creíamos que era normal y, como estamos viendo, es en realidad extraordinario.

Esto es lo que el Día del Libro de este año me ha traído: reflexión. Una reflexión que lleva reclamando su lugar desde que la amenaza se hizo con el control hace ya 6 semanas.

Bueno, me ha traído reflexión y también una pose muy simpática de mi perrita Ginny (sí, es por Ginny Weasley).

El presagio de Horus

En resumen: me habría gustado celebrar el Día del Libro de un modo distinto. Uno en el que las sonrisas no necesitasen de mascarillas, donde poder entregar en mano el libro que quiero regalar, uno que poder celebrar con abrazos. Sin embargo, y de momento, esta es la situación. 

Mientras así sea, soy del pensamiento de que cuidarnos a uno mismo implica cuidar a los demás

Mientras así sea, celebremos el Día del Libro (y todos los demás) como se merece: con libros. Libros que nos hacen viajar mientras necesitemos no salir de casa.

#YoMeQuedoEnCasa

jueves, 9 de abril de 2020

Las sombras de la catedral (Emma Maldonado)



Cambiar de aires nunca fue fácil. Sobre todo cuando llegas a una ciudad nueva y descubres que estás en el sitio equivocado en el momento equivocado.

¿Quién mandaría a Delia ir a estudiar lejos de su casa? Eso mismo se pregunta ella cuando se ve inmersa en un secreto que nada tenía que ver con su vida, hasta ahora.

Ya es tarde. No hay marcha atrás.

Una universitaria asustadiza, un italiano loco y una catedral tan bella como terrorífica son los ingredientes de esta historia cuyo final es impredecible.

¡Descubre el secreto que esconden estas páginas!



Allá voy con la segunda reseña que le hago a la escritora Emma Maldonado. Después de haber leído El Pozo de los Deseos, la verdad es que me quedé con las ganas de seguir conociendo su pluma. Y si el anterior libro lo intercambié por El presagio de Horus, Las sombras de la catedral me llegó a la vez que ella recogía El presagio de Horus: Legado. ¿Que qué tal me ha ido en esta nueva lectura de Emma? Pues me ha vuelto a sorprender.

viernes, 20 de marzo de 2020

Cuarentena: El presagio de Horus, Legado


Con la buena acogida por vuestra parte del ebook de El presagio de Horus, hubo alrededor de 250 descargas en 3 días. Esto hizo que se mantuviese dentro del Top 5 de ebooks gratuitos de aventuras y ciencia ficción durante este tiempo. Que le hayáis abierto la puerta de esta forma a la historia de Calypso cumple, con creces, el objetivo de la iniciativa.

En la anterior publicación ya dije que también pondría gratis El presagio de Horus: Legado (el título contiene el enlace) y eso es lo que haré estos días. Con más motivo después de la experiencia con la primera parte. Así, podréis descargarlo el 20, 21 y 22 de marzo.

La colaboración comunitaria y la solidaridad sigue siendo fundamental estos días (y, a ser posible, integrarlos entre nuestros valores). Por eso, necesitamos no salir de casa el tiempo que haga falta. La responsabilidad nos pertenece a todos.

VENCEREMOS.

martes, 17 de marzo de 2020

Cuarentena: El presagio de Horus


No salir de casa durante el tiempo que se estime necesario es vital para la lucha contra el maldito Coronavirus. La cuarentena es obligatoria para superar esto y, como dije en el anterior post, la lucha es de todos. Todos debemos contribuir.

Así, además de guardar esta cuarentena de forma estricta, mi aportación para hacer más llevadera esta reclusión es ofrecer gratis la versión digital de El presagio de Horus (el título contiene el enlace). Mi intención es engrosar la lista de libros que os acompaña durante estos días tan difíciles. Estará disponible el 17, 18 y 19 de marzo.

Y, aunque le dedicaré su propia publicación, comentaros que también pondré la segunda parte, El presagio de Horus: Legado, gratis en días posteriores.

VENCEREMOS.

domingo, 15 de marzo de 2020

#YoMeQuedoEnCasa

La situación que estamos viviendo en España desde hace unos días no es nada fácil. Nos enfrentamos a un enemigo invisible, poco conocido y de rápida transmisión: el Coronavirus (COVID-19). No voy a malgastar líneas ni tiempo en explicar qué es esto, porque a estas alturas estamos saturadísimos de información al respecto. Información que, por otro lado, debemos cribar para diferenciar las fuentes fiables de los hervideros de bulos que contribuyen al miedo y la angustia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) es un muy buen recurso para diferenciar los síntomas del Coronavirus, así como cualquier otra clase de información que nos puede ser de utilidad frente a lo que ya se ha declarado como pandemia mundial (vías de propagación, probabilidades de contagio, riesgo de complicaciones, etc.). Asimismo, nos especifica las medidas protección y prevención de la expansión. Aunque ya lo hemos visto/oído en infinidad de sitios, me parece importante recordarlas:
✅ Lavarse bien las manos frecuentemente con agua y jabón, con alcohol o con geles hidroalcohólicos.
✅ Evitar tocarse los ojos, nariz y boca.
✅ Al toser o estornudar, cubrirnos con la parte interna del codo o con un pañuelo (este último debe ser desechado de inmediato).
✅ Mantener una distancia de seguridad con otras personas de, al menos, 1 metro.
✅ Ante cualquier tipo de síntoma sospechoso de esta enfermedad, quedarse en casa. NO acudir a centros sanitarios (incluyendo urgencias) salvo indicación médica (que deberá se contactada ante fiebre, tos y dificultad para respirar).
✅ Seguir siempre las instrucciones de las autoridades sanitarias.
Estas medidas se encuentran ampliadas y debidamente argumentadas en la web de la Organización Mundial de la Salud.

Llegados a este punto, me parece resaltar la última de las indicaciones: «seguir siempre las instrucciones de las autoridades sanitarias». Este es el motivo por el que he decidido realmente escribir este post.

Es inherente al ser humano establecer un espacio subjetivo frente a diferentes hechos o fenómenos en función de la distancia a la que nos encontremos (distancia psicológica). Nos convertimos en un punto de referencia egocéntrico para evaluar la gravedad de las situaciones, y mostraremos una mayor respuesta emocional frente a acontecimientos que nos quedan más cerca. Es decir, nos afectarán más aquellas situaciones en las que creamos que podemos vernos directamente implicados.

Pero somos seres racionales —o, al menos, lo intentamos— y hay que tener dos dedos de frente.

¿Cómo nos afecta esto en este caso? «Es China, Italia, X, está lejos, esto es cosa de otros, nunca me va a llegar a mí o a mi entorno». Y veíamos que, después de que se nos aconsejara no salir de casa como medida preventiva, las terrazas estaban llenas, los niños sin escuelas en los parques, la gente en los bares. No se es consciente, no se quiere ser consciente, se vive mucho mejor pensando que nunca va a llegar. Hasta que llega. Y nos encontramos Madrid como un terrible foco de contagios que, además, se ha ido propagando por otras comunidades por viajes irresponsables. El estado de alarma impuesto por el gobierno tratará de contener toda esta locura.

Así pues, ahora hay normas con respecto a salir a la calle con posibilidad de sanciones económicas por su incumplimiento. Y es que, por desgracia, si no se toman estas medidas, mucha gente no estaría por la labor de entender la gravedad de la situación. Lo puedo afirmar porque lo he visto. Porque, antes de que esto se decretara, se había indicado a la gente quedarse en sus casas y las terrazas de los bares rebosaban, los parques con niños y las personas socializando sin preocupaciones. ¡Gente en la playa! Es lógico que los negocios, ante la perspectiva de la gran dificultad económica que esto va a generar, quisieran mantenerse al pie del cañón, pero estamos ante una emergencia sanitaria contra la que todos, sin excepción, debemos luchar para poder vencer como sociedad. Sin entrar en ideas y actuaciones políticas (asunto que podría dar para otro post independiente), hablo de comunidad, de responsabilidad social, de hacer nuestro un problema de todos. Integrarlo. Darnos cuenta de que con nuestras acciones también ayudamos al resto de personas, incluyendo a los colectivos más vulnerables.

Existe una guía psicológica gratuita ante las emociones que esta situación nos está generando, que ofrece una orientación para la gestión de las mismas. Nunca olvidemos lo importante que es también nuestra salud mental.

Ayer, sábado 14 de marzo a las 22:00h, se produjo un movimiento por unanimidad en —me aventuro a decir— toda España. Ante las iniciativas #YoMeQuedoEnCasa y #QuédateEnCasa (antes más opcionales que ahora), un aplauso retumbó en todos los barrios de nuestro país. A continuación, mi experiencia:


Y hoy otra vez. Y las veces que hagan falta.

Se hablaba de aplauso sanitario, pero para mí el rango era mucho más amplio... Sentí que la ovación, el cariño, el apoyo se dirigían a todos aquellos que, por sus trabajos, no pueden permitirse quedarse en casa. Que, para que los demás podamos hacerlo (niños, parados, estudiantes, trabajadores que pueden llevar a cabo su actividad desde casa —entre las que me incluyo—, trabajadores que no pueden acudir a sus centros, etc.), ellos abandonan la seguridad de sus hogares, de su familia.

GRACIAS a todos los sanitarios en su conjunto, celadores, miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, Fuerzas Armadas, bomberos, personal de seguridad, juzgados de guardia, equipos de limpieza, personal de supermercado, transporte, recogida de basuras, conductores de camiones, investigadores, farmacéuticos, agricultores, ganaderos, periodistas, dependientes de cualquier comercio catalogado como indispensable. Gracias, gracias por tanto, héroes. Este es tan solo un medio más para transmitiros todo el respeto, admiración y cariño que os merecéis, que necesitáis, pues no puedo ni imaginar lo que supone para vosotros ser un pilar tan fundamental en el mantenimiento de la salud pública (en todas sus formas).


Por eso es tan importante que nos quedemos en casa todos los demás, los que podamos, porque no necesitáis más carga sobre vuestros hombros, porque, por desgracia, ya os pesa bastante. Porque esto no es responsabilidad de unos pocos, es responsabilidad de todos. Y, a pesar de que todos tenemos nuestras ideas políticas, para que una embarcación avance en la misma dirección, debemos remar hacia el mismo lado. La unión hace la fuerza.


#YoMeQuedoEnCasa

domingo, 23 de febrero de 2020

Annibal Scorpio vuelve a casa (Libro Viajero)

Denominamos Libro Viajero a aquella actividad conjunta literaria en la que una persona (normalmente, el autor) envía un libro al primero de la lista de participantes. Este lo lee, realiza las anotaciones, comentarios, loquesea pertinentes y, una vez terminado, lo envía al siguiente participante. Y así hasta que, finalmente, el libro regresa al autor con todas las aportaciones. Es frecuente que cada participante incluya algo de su cosecha en el paquete, muchas veces relacionado con el lugar en el que vive. Al fin y al cabo, los viajes son un punto importante en esta iniciativa, ¿no?

En 2017 se organizó el primer Libro Viajero con la primera edición de El presagio de Horus. Hace justo un año, el primer tomo de la saga protagonizada por Annibal Scorpio se lanzó a hacer turismo por distintos puntos de España. Hace poco más de una semana por fin regresó a mis manos. ¡Y vaya vuelta triunfal!

Durante estos días he estado pensando qué hacer con motivo de las cositas que he recibido. Porque, sí, las brujitas se lo han currado muchísimo y estoy muy contenta con el resultado de sus lecturas. Así que me debatí entre hacer fotos o un vídeo. Al final, ganó la primera opción. Pero quería que fuesen especiales, que le hicieran justicia a los viajes de los últimos meses. Quería tener también algo que mostrarles a las chicas y no se me ocurrió una mejor idea que hacer el mini reportaje en mi querida Mota del Cuervo.

Así pues, esto es lo que llegó a mis manos en el paquete del Libro Viajero:

🐍 El libro Scorpio repleto de comentarios, pegatinas, colores, post-its... Y, sobre todo, de emociones. ¡No os hacéis una idea de lo bien que me lo pasé leyéndoos! Me sacasteis más de una, dos y tres sonrisas, incluso a veces carcajadas.

🐍 Un cuadernito con la portada de la novela. ¡Me hizo una ilusión gigante! Para nada esperaba algo así y explicabais la argucia en una cartita aparte. Sus páginas recogen fotografías y anotaciones acerca de las andanzas de Annibal por vuestras ciudades, así como parte de la historia que allí os envuelve. Por detrás, los nombres de las participantes. ¿Acaso sabéis el valor que tiene eso? ¡Es un precioso recuerdo para atesorar siempre!

🐍 Postales y un imán de Toledo. Y es que forman parte de lo contado sobre este maravilloso lugar en el cuadernito. ¡Me encantan!

🐍 Un par de marcapáginas. Al lanzarlo a la aventura, incluí un puñado de ellos para que pudierais tenerlos. Ahora, de vuelta, quedan perfectos para las fotos.


Cada vez que leía vuestras palabras en el cuadernito, os imaginaba paseando por las calles, los parques, por vuestro hogar con la historia que os acompañaba. Después, sentadas, bolígrafo en mano y plasmando el amor por vuestra tierra en esta original forma de recogerlo. Me regalasteis parte de vosotras y eso, queridas, es un tesoro para mí.


¡Y a mí me encantan vuestras frases, todas y cada una de ellas! Además, era como si pudiera escucharos individualmente, pues a cada una os representa un color.


¡Ma-ra-vi-llo-so! Comentarios de todo tipo y ante toda clase de escenas. Ya no es solo lo que la lectura os hizo sentir, sino que supisteis transmitirlo a la perfección.


Pues no, señores, no. La policía no lo tiene fácil para sacar algo en claro sobre los asesinatos que asolan la organización de Scorpio. La cuestión es... ¿cómo de perdidas estabais vosotras? ¿Os llegasteis a encontrar en algún momento? Estoy abierta a toda clase de hipótesis...


Me gustáis más vivas, ¡no muráis! Las incógnitas se van desvelando en las siguientes partes... Después de este libro, todavía quedan otros cuatro. Hay tiempo, hay tiempo...


Esta es tan solo una pequeña muestra de la gran cantidad de comentarios y aportaciones que encontré a lo largo de las páginas. ¡Qué penita que llegase el final! Me moría de ganas de seguir leyéndoos, de encontrarme con vosotras a lo largo de la trama.


Puffff... ¿qué os puedo decir? ¿Que ha sido una experiencia fantástica para mí y que espero que también para vosotras? ¿Que vuestras anotaciones me han hecho visualizar el comienzo de la historia de Annibal desde vuestros ojos? ¿Que he disfrutado mucho con vuestra participación en esta actividad y que estaría encantada de repetirla?

Gracias, Susana.
Gracias, María.
Gracias, Ana.
Gracias, Ari.
Gracias, Marina.
Gracias, Claudia.
Gracias, Nuria.

Esta historia comenzó 13 años atrás (un número muy conveniente). Hace 3 que vio la luz el libro que ha viajado a vuestro lado. Poder vivir todo esto fue, hasta hace bien poco, una utopía. Gracias por contribuir a convertirla en realidad. Gracias por integrar a Annibal en vuestros recuerdos literarios, por sumergiros en los callejones junto a él, junto a sus hombres, junto a la policía, junto al asesino...

Ha sido un placer absoluto disfrutar de esta experiencia a vuestro lado

domingo, 9 de febrero de 2020

Microrrelato #6


Cielos encapotados, humedad, petricor —embriagante aroma— preceden al repiqueteo de efecto balsámico. Gotas purificadoras, alma antigua, memoria reciclada y ancestral. Y, en el exterior, lluvia.

viernes, 31 de enero de 2020

Sangre Guerrera (Verónica Valenzuela)


La capital de España esconde oscuros secretos que hablan de seres inmortales en las sombras de la noche, desde hace siglos.
Un policía caerá en su trampa pagando las consecuencias con lo que más ama: abandonar a su hijo para no ponerle en peligro.
Miguel Aguirre se une a los guerreros que luchan contra los vampiros que asolan Europa como venganza, convirtiéndose en el arma más mortífera de los Nómadas de Dios.
Dominará la magia de Caín, transformándose en el vampiro y hechicero más poderoso entre los Inmortales.
Pero un milagro guardado durante décadas es codiciado por sus enemigos inmortales, que utilizarán lo que Miguel más ama para hacerse con él.




Primera publicación del año. ¿Qué mejor que con una reseña para la preciosa escritora Verónica Valenzuela?

La autora de esta novela de 175 páginas no es nueva por estos lugares. De hecho, su libro Más allá de las trincheras fue una de mis lecturas favoritas del 2018 (me puse en auténtico modo fangirl con la reseña). Quería leer más de ella y lo conseguí gracias a que Sangre Guerrera cayó en mis manos en uno de los famosos Amigos Invisibles en los que participo. Lo tenía en mi estantería desde hacía ya un tiempo y por fin llegó su turno... Además, era un libro que me atraía no solo por la autora sino también por su temática: vampiros. Quienes me conocéis sabéis que adoro las historias de vampiros. Así pues... ¡vamos con mi pequeño análisis!