viernes, 25 de enero de 2019

El Pozo de los Deseos (Emma Maldonado)

El Pozo de los Deseos (Emma Maldonado)
Pedir deseos es fácil, cumplirlos no tanto.
Pero si alguien te dice que los pidas junto a un pozo abandonado, piensas que quizás el destino, o tal vez la suerte, te pueden hacer caso, y le das una oportunidad.
Y eso hice yo: pedir un deseo.
Solo que nunca imaginé que ese pequeño hecho tan simple, como es lanzar una moneda al agujero negro de un pozo, pudiese poner mi vida en peligro.
Me llamo Sonia y tengo diecisiete años, hace un año que vivo en un pueblo que no me gusta, que no veo a mis amigos y que no sueño con otra cosa que terminar el curso.
Pero ir de viaje a Galicia ha puesto mi vida patas arriba, Él ha cambiado mi mundo ciento ochenta grados, y ahora solo pienso en cumplir mi deseo para protegerlo...


Emma Maldonado, natural de Almería, es una escritora con varios libros publicados. Paddock: Fuego sobre ruedas, Contigo... ¿o sin ti?, Besos de arena y sal y Las sombras de la catedral son, entre otros, títulos de su autoría. Además, ha participado en varias antologías, algunas de ellas solidarias. Hoy vengo a hablaros de El Pozo de los Deseos, novela publicada por Ediciones Arcanas y a la que se puede etiquetar dentro de la categoría juvenil. El libro llegó a mis manos mediante el intercambio con El presagio de Horus. Y ¿os digo la verdad? Bendita la hora.

No suelo leer juvenil. No es porque no me guste, sino porque normalmente los géneros que suelo escoger visten etiquetas de otras categorías. Esta lectura, sin embargo, me ha recordado que la literatura juvenil no debe subestimarse. Y es que ha conseguido emocionarme más que otros libros considerados más adultos. Lo confieso: me encanta derribar estereotipos. En este caso, ha sido Emma quien lo ha conseguido.

El Pozo de los Deseos nos cuenta la historia de Sonia, una adolescente de segundo de Bachiller cuya felicidad con su vida deja mucho que desear. Sus padres se han divorciado, ha tenido que cambiar de residencia y de pueblo, ha dejado a sus amigos atrás, no soporta al nuevo novio de su madre y en su instituto la consideran un «bicho raro». Para más inri, el único amigo que allí creía tener el año anterior, de la noche a la mañana, también la dejó de lado. Sin embargo, para proteger a su padre, finge que todo va bien. Incluso se apunta a una excursión a Galicia con esos compañeros a los que no soporta con tal de disimular en casa.

Galicia va a cambiar completamente la vida de Sonia.

El Pozo de los Deseos
Nada parece ser diferente al principio del viaje. El matón de Jordi sigue buscando problemas con ella y con todo aquel que no le baile el agua, la insufrible de Mónica continúa queriendo hacerle la vida imposible desde su posición social superior. Los demás, simplemente, la ignoran o se ríen de ella. Excepto Adrián, su examigo, que intenta acercarse a Sonia y al que ella rechaza porque no le puede perdonar que lleve un año ignorándola. Entonces, una noche sus dos compañeras de habitación la echan para conversar a solas. Sonia, a pesar de ser noviembre, sale al bosque a hacer tiempo y a tragarse sus ganas de llorar. Termina llegando a una cueva con un pozo en su interior. Y allí conoce a Eloy, un chico tan guapo como extraño, que la convence para que pida un deseo. Y el deseo de Sonia es volver a ser feliz, tal y como solía serlo...

Antes de seguir, me gustaría puntualizar algo sobre Sonia. Es un personaje de carácter difícil, exasperante en muchas ocasiones, con comportamientos de apariencia inmadura. Incluso la he visto calificada como «niñata» en alguna opinión que otra de lectores. Llegados a este punto, hay que tener en cuenta las circunstancias de una persona para poder entenderla. Todos esos calificativos son fundados. Sin embargo, ¿cómo nos encontraríamos nosotros en plena adolescencia ante cambios radicales en nuestras vidas, y no a bien precisamente? ¿Cómo reaccionaríamos si nos halláramos solos, sin un amigo, y sufriendo bullying en el instituto? Es una época caracterizada por torbellinos de emociones intensas. No caigamos en el error de juzgar desde la seguridad de nuestras circunstancias diferentes.
No quería llorar, yo era inmune a eso y ellas no podían hacerme daño. Mi mente siempre me convencía de aquello cuando las cosas iban mal. Hacía tiempo que había aprendido a canalizar mis emociones, pero a veces explotaban [...]
Tenía tanto odio dentro y tanto rencor hacia quienes me rodeaban... Hacía mucho que no hablaba con nadie y que no me desahogaba. Tenía mucho miedo de hacerles daño a mis padres, tanto era así, que por mi padre yo estaba yendo a todas esas excursiones de pacotilla y soportaba verles la cara todos los días a los veinticuatro compañeros que tenía en clase. 
Eloy (El Pozo de los Deseos)
Imagen: Pinterest
Prosigo. Desde que Sonia conoce a Eloy, comienzan a ocurrir una serie de acontecimientos difíciles de explicar. Eloy no es tan humano como parecía en un principio. Está muy vinculado a la magia, a una historia del pasado que, por el deseo que pidió Sonia, le ata a ella. Y, como la chica descubrirá a su pesar, la magia también trae consigo seres muchos más oscuros que pondrán en peligro tanto su vida como la de Eloy.

Los compañeros de la protagonista se quedan muy asombrados cuando ven que «alguien como ella» se ve acompañada de «alguien como él» en la excursión. Su deseo tiene mucho que ver... Sin dar más detalles de los necesarios (lo bonito es descubrirlos en la historia), resulta que Sonia no tarda demasiado en descubrir que se ve terriblemente atraída por Eloy. Pero ¿siente él lo mismo por ella? ¿Cómo se resolverá el triángulo amoroso en el que, además, se verán envueltos? ¿Conseguirán sobrevivir a la tenebrosa amenaza del mujú? Y hasta aquí quiero leer. Podría hacer un resumen mucho más preciso, pero destripar la historia me sabría terriblemente mal. Dejo que vosotros emprendáis tan placentero viaje.

La autora aborda la narración desde la primera persona, desde el punto de vista de Sonia. Sin caer en lo vulgar ni en lo excesivamente coloquial, emplea un lenguaje cercano y bastante correcto.

Conforme avanzaba la historia, me iba dando cuenta de algo muy especial. Emma conseguía trasladarme de vuelta a mi época de instituto. De hecho, a un viaje bastante concreto que hicimos en segundo de la ESO (a pesar de que los protagonistas cursan, como he dicho, segundo de Bachiller). Me ha hecho reencontrarme con recuerdos de experiencias, de emociones y sentimientos propios de esa época tan vertiginosa que nos descoloca por dentro. De inseguridades, de logros, de la necesidad de buenas relaciones interpersonales y del aprendizaje de las malas. De la defensa del yo en construcción. De la explosión de emociones.

Emociones. Aspecto que cobra especial importancia en la historia. No solo por la adolescencia en sí, sino porque Eloy está muy relacionado con ellas por sus poderes mágicos. Creo que este tema está muy bien manejado por la autora, tanto conceptualmente como en la repercusión en los propios personajes.

En cuanto a Eloy como personaje co-protagonista al que quiero volver, me resulta muy creíble. Aporta ese toque adulto, sensato que muchas veces le falta a Sonia, esa fuerza erótica que emana por su relación magnética con ella (sin necesidad de escenas explícitas), ese ímpetu en la lucha contra lo oscuro y por la integridad de su protegida... Puede parecer prototípico, obedeciendo a la necesidad creada de lo femenino de ser protegido por lo masculino. No lo considero así. Lo mágico protege a lo humano ante algo también mágico. Y más que salvarla en el plano físico (que también), la salva en el plano psicológico, en el modo de afrontar la vida. Esto hace que Sonia crezca, evolucione y sea capaz de ver más allá de las miserias. Me parece un gran punto a favor.
«No, tu deseo es "ser feliz como cuando vivías con tus padres", no que ellos volvieran a estar juntos. Puedes ser feliz con ellos separados. Su felicidad no tiene por qué interponerse a la tuya.»
Adrián (El Pozo de los Deseos)
Imagen: Pinterest
También me gustaría destacar a Adrián. Al principio, lo veía como el típico chico malo que se junta con otros chicos malos para hacer cosas de chicos malos. Nada más lejos de la realidad. El personaje es una muestra más de que, más allá de la cáscara exterior, existen motivaciones, sentimientos, ilusiones y sueños personales. Es un personaje cuyo papel en toda la historia me ha gustado mucho, que ha ido cobrando importancia en todos los ámbitos y que, al final, encuentra el lugar que merece.

En cuanto al desenlace de la historia... Bueno, ciertos acontecimientos me han dado mucha, mucha pena. La autora me ha sorprendido, puesto que llevar a cabo ciertas escenas es difícil por lo que emocionalmente significan. Y, dadas las circunstancias, creo que ha hecho uno de los mejores finales que la historia podía tener.

¿Puntos negativos? Seguramente los tendrá, como toda novela. Para mí, ninguno.

Me gustaría fangirlear mucho más, pero quiero que descubráis todo por vosotros mismos. Además, la reseña se haría eterna y tampoco es cuestión de eso, ¿verdad? Lo que sí es procedente es, como siempre, traer a la autora por aquí para seguir conociéndola. Así que, sin más dilación, ¡dentro entrevista!


Emma Maldonado
Emma Maldonado, autora de
El Pozo de los Deseos

Beatriz G. López: Muchas gracias, Emma, por dedicar parte de tu tiempo a responder a estas preguntas. ¿De dónde salió la idea para escribir El Pozo de los Deseos

Emma Maldonado: De una excursión que hubo a Galicia cuando yo estaba en el instituto. En realidad, yo no pude ir, pero una amiga me contó que habían visitado un pueblo donde había un pozo de los deseos, y siempre tuve la espinita clavada por no haber ido. Años después, no sé por qué, me acordé del pozo y los deseos de ese viaje.

B: Los mágicos y los mujús son dos razas mágicas que has introducido en la historia. ¿Te has inspirado en alguna leyenda existente o han surgido íntegras de tu imaginación? 

EM: Realmente, no sé si es mi invención pura y dura la que habla, he leído muchas historias del gremio de la magia como para no haberme inspirado en ellas. Supongo que he hecho un mix con las cualidades que quería que tuvieran mis personajes, y les he dado un toque personal añadiéndoles cositas.

B: El bullying es un problema escolar bastante grave que aparece a lo largo de la trama. ¿Crees que hoy en día la actuación es suficiente como para reducir su existencia? 

EM: Creo que se hace mucho más que antes, pero también han surgido nuevos métodos que antes no había, me refiero en concreto a las redes sociales. Es difícil eliminar del todo el bullying, porque depende del contexto en el que viven los niños o los adolescentes, de la personalidad de cada una de las personas que rodea a quien está sufriendo este tipo de acoso. Seguramente, habrá chicos y chicas que se den cuenta de que es algo grave y que está mal, pero probablemente a un porcentaje de ellos les dará igual.

B: Voy a ser un poco cruel. Si tuvieras que decantarte por alguno, ¿elegirías a Eloy o a Adrián? 

EM: Si te lo digo, te destripo el libro. No me gustaría hacer spoiler, pero para mí, se queda bien con quien se queda.

B: Los deseos cobran mucha importancia en la novela. ¿Se han cumplido los tuyos con respecto a tu faceta literaria? 

EM: Jeje, en cierta manera sí, pero cada vez surgen más y tengo nuevas metas, ¡así que nunca se acaban!
Personajes de El Pozo de los Deseos
Fanart de El Pozo de los Deseos
B: ¿Tienen algún significado especial para ti los lugares que aparecen en el libro? 

EM: No especialmente, pero por ejemplo, elegí Galicia porque quería que la historia se basara en España y dado que la historia del pozo surgió de allí, incluí la historia en ese lugar.

B: Dentro de los libros juveniles, catalogaría El Pozo de los Deseos como «fantasía urbana». ¿Cuál es tu género favorito para escribir? 

EM: El juvenil, en todas sus variantes, pero me gusta que tenga magia, así que las novelas paranormales me chiflan.

B: Y como lectora, ¿cuál es el género que prefieres? 

EM: Creo que te he respondido en la anterior, jeje.

B: ¿Qué es lo que te aporta la escritura que echas de menos en la lectura? ¿Y al revés? 

EM: La lectura me aporta poder expresarme y sacar a relucir las ideas que rondan en mi cabeza. La lectura me aporta nuevas sensaciones, la emoción de leer deseando saber qué pasará. No echo de menos a la una cuando estoy con la otra, de hecho, cuando escribo, es porque he leído previamente algo y me han dado ganas de escribir mis propias historias.

B: ¿Recuerdas cómo era la primera historia que escribiste? 

EM: Jaja más o menos, era un intento de historia de miedo, pero jamás la acabé.

B: ¿Cómo son tus rutinas de escritura? 

EM: No tengo nada establecido, pero sé que tengo que estar sola, si no me desconcentro.

B: ¿Qué es lo mejor que te ha traído el mundo de la publicación de libros? ¿Y lo peor? 

EM: Lo mejor, conocer gente que, como yo, les gusta la lectura, compartir ideas y escribir. Lo peor…no sé, quizás darme cuenta de que no todo el mundo va de buena fe, a veces me he sentido un poco decepcionada en ese sentido, pero mi experiencia en general es maravillosa, si no lo hubiese dejado ya.

B: De nuevo, una difícil: ¿cuál de los libros que has escrito es tu favorito? ¿Por qué? 

EM: Creo que El Pozo de los Deseos, porque es el primero que realmente empecé pensando en terminarlo, aunque era un hobby, y ni siquiera pensaba publicarlo, lo escribí pensando que quería hacer algo en condiciones, que se pudiera llamar «libro» y no «intento de…».

Las sombras de la catedral (Emma Maldonado)B: ¿Podrías contarnos cuál es tu próximo proyecto literario? 
EM: Pues acabo de publicar Las sombras de la catedral con Meiga Ediciones, así que como proyectos para escribir, tengo un par que quiero acabar, pero en publicación, por lo pronto, estoy inmersa en este y en su publicidad.

B: Y, para terminar, ¿qué consejos le darías a alguien que está comenzando a escribir? 

EM: Que no se desanimara si le hacen una crítica negativa o no tan positiva como espera. Siempre nos gusta que nuestra obra agrade al lector, pero a veces, no es posible. Pero tampoco nos podemos venir abajo por eso, una cosa que no le gusta a una persona le puede gustar mucho a otra, solo hay que encontrar el público adecuado para cada uno.

1 comentario:

  1. Hola, que milagroso trabajo del gran Dr. Amiso. Leí un artículo sobre su trabajo y fue tan maravilloso por las cosas que hace que es maravilloso y excelente. Necesitaba ayuda para recuperar a mi ex esposa, y vi críticas maravillosas del Dr. Amiso y me puse en contacto con él, independientemente del hecho de que no tenía la intención de creerle y él me dijo que ayudar a las personas es lo que él hace feliz. ¿Puedes creerlo? Estaba tan aliviado de mi trauma emocional después de hablar con él y él me dijo que prepararía un hechizo de amor para mí, que traería a mi ex esposa de regreso en 24 horas. No podía entender cómo hacerlo, pero él me aseguró que mi ex esposa volvería a mí muy pronto, después de seguir sus instrucciones, preparó el hechizo de amor y mi ex esposa regresó a mí dentro de las 24 horas. Estaba muy feliz y hoy, mi ex esposa y yo estamos pasando el mejor momento. No sé por lo que estás pasando hoy, pero puedo asegurarte que el gran Dr.Amiso puede ayudarte. ¿Se trata de problemas matrimoniales o de salud, promoción laboral y éxito, casarse a tiempo con la persona adecuada, o quedar embarazada sin un aborto espontáneo, o desea ser reconocido en todo el mundo? Cualquier tipo de problema en absoluto contacte al Dr.Amiso. Solo las personas serias o los clientes que necesitan su ayuda pueden enviarle un mensaje de respuesta inmediata a través de su correo electrónico a través de: herbalisthome01@gmail.com

    ResponderEliminar